martes, 24 de julio de 2012

[Una LarGa auSencia]

Varios meses me hicieron recordar aquella vida social que un día quise abandonar y luego me dio miedo de seguir soportando insultos o abusos de gente que no me entregaba el mismo querer, sin embargo, siempre esta aquella persona especial conmigo, cuidando, aconsejando y amándome. Gracias a él no estuve del todo sola.

En un momento aparecieron demasiadas personas a mi lado, que me fue difícil averiguar quien era verdadero. Me hicieron daño y desaparecieron. A pesar de todos esos malos ratos he vuelto a estar donde me gusta, en mi vida personal, con pocas personas pero feliz por tenerlas conmigo, agradecida por su amistad y amor, y complacida por su propio bienestar. 

Ahora a retomar mis asuntos personales, a luchar como se debe y lograr los objetivos esperados... 



Hasta pronto...



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada